twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

Iglesia Católica También Tiene Responsabilidad en Prevenir los Suicidios: Carlos Alberto Alvarado Quezada

"Son muchas las personas que están pasando por un problema de soledad, pero no de estar solos físicamente, sino de ausencia de Dios, que es lo que los lleva a deprimirse y atentar contra su vida, lamentablemente muchos lo consiguen la prueba está en que en cuatro meses que lleva el año ya van 38 suicidios", dijo en conferencia de prensa el Vocero General de la Diócesis, Carlos Alberto Alvarado Quezada.

Señaló que la Iglesia Católica "también tiene responsabilidad en prevenir los suicidios, porque es algo que atañe a todos, no sólo a algunas instituciones o al gobierno. Se debe de trabajar en red, y así se podría ayudar de mejor manera no sólo a la persona deprimida, sino a la familia, acompañarlos y darles seguimiento, en nuestro caso con terapia espiritual".

Dijo que una de las medidas que está por tomar la Iglesia es que el Obispo José María de la Torre Martín envíe cartas a las familias con estas problemáticas.

"Ustedes no se imaginan, dijo, la cantidad de personas que pasan por esta situación de sentirse solos, aislados, sin amor, eso lo sabemos por el confesionario".

Lamentó que la mayoría de la gente sea insensible a todo esto y también a la falta de ética de algunos medios de comunicación, que si saben que hay una gran cantidad de personas que pasan por momentos depresivos muy complicados, todavía publican el tamaño de la soga que usó algún suicida, en que posición quedó, al altura del árbol que usó, en fin una serie de cosas que sólo fomentan más la idea de la persona que tiene esas tendencias.

Por eso hizo un llamado a las personas que conocen a alguna familia que ha perdido un familiar por suicidio que sean solidarias y que no pregunten, al contrario, que ayuden a salir adelante, porque quedan destrozados y más cuando se sabe que fue porque el fallecido lo hizo porque sentía que nadie lo quería.

Contó un caso en donde llegaron a él en busca de ayuda unos padres de una jovencita que ha intentado varias veces atentar contra su vida, y lo que más le llamó la atención es que le dijeron que ellos venían de familia suicida, porque ha habido varios casos.

"Es por eso que se debe de trabajar a la par con psicólogos, psiquiatras, hacer labor preventiva y sobre todo buscar a Dios, porque El es quien puede dar esa compañía y quitar esa soledad en la que se encuentran algunas personas que si no se tratan puede tener consecuencias catastróficas", señaló.

La preocupación aumenta más porque cada vez son más jóvenes las personas que presentan este cuadro de depresión, de crisis de amor y de infelicidad, porque todo esto los lleva a disminuir su autoestima y puso como ejemplo el caso de la niña de nueve años que se quitó la vida.

"Hay muchos adolescentes que no saben cómo solucionar sus problemas, y es responsabilidad de los padres escucharlos, acompañarlos y aconsejarlos. Preocuparse por ellos, lo que sienten y les pasa para que así puedan saber cómo están sus hijos", señaló.

También dijo que para que haya una mente sana, debe haber un cuerpo sano. Por eso conminó a los padres de familia a que no dejen a sus hijos sumergirse cada vez más en la tecnología y aislarse de la sociedad, por el contrario, que fomenten la capacidad de relacionarse con otras personas, que practiquen deporte para que saquen toda la adrenalina que llevan dentro.

Por otra parte se refirió a los jóvenes que muchas veces confunden la libertad con el libertinaje y es por eso cuando se cometen errores que en ocasiones llegan a cambiar sus vidas.

"El acto moral es que el hombre ejecuta libremente y con advertencia de lo que es bueno y malo y ahí entra la inteligencia y el comportamiento".

Para finalizar, Alvarado Quezada, dijo que la Diócesis se revitaliza porque el próximo 3 de junio recibirán el diaconado nueve jóvenes seminaristas y el 4 serán ordenados 13 nuevos sacerdotes.

0 comentarios

Comentarios

Ultimas Publicaciones

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad