twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

En CERESOs de Aguascalientes no hay Reinserción Social Para los Presos: Jaime Durán

"A pesar de que contamos con uno de los sistemas penitenciarios mejor calificados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), teniendo el 7.59 en Aguascalientes, colocándolo como segundo lugar y solamente Guanajuato superior a Aguascalientes con el 8.5 no estamos satisfechos con tal calificación, por eso exigimos a las autoridades un mejor trato para los reclusos", dijo en conferencia de prensa el coordinador estatal de Movimiento Ciudadano, Jaime Durán Padilla.

La población de adultos recluidos actualmente en los centros penitenciarios de Aguascalientes es de aproximadamente mil 401 personas y los espacios no son los apropiados para tal cantidad, pudiendo incluso considerarse que viven en hacinamiento lo cual, desde luego, no aporta a su tratamiento para la reinserción en la sociedad, denuncio.

Un informe publicado en un diario de circulación local detalla que la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) dijo que el Centro de Reinserción Social (CERESO) de Aguascalientes, tiene 843 internos procesados y sentenciados por delitos tanto del fuero común como del fuero federal; el de El Llano tiene 453 y el CERESO Femenil 105 mujeres internas. El informe no especifica el número de adolescentes en tratamiento.

Si son verídicos los datos, manifestó el líder naranja implicaría un decrecimiento de la población recluida en dos años, pues de acuerdo con el último Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistemas Penitenciarios Estatales elaborado por el INEGI, las población de las cárceles de la entidad en 2014 fue de dos mil 360 personas, dos mil 32 por delitos del fuero común y 328 por delitos federales. En 2013, la población fue de mil 361 prisioneros, mil 136 por delitos del fuero común y 225 por delitos federales, el comportamiento es regular a la cifra anterior en el 2011 y 2012.

iPor ello reitero la solicitud para que las autoridades atiendan el tema, pues dijo “la gran oportunidad que ahora si tiene el Gobierno del Estado es transformar y hacer verdaderos centros de reinserción y por consiguiente tener una buena calificación bajo los siguientes parámetros: Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria, garantizar la integridad física, estancia digna y condiciones de gobernabilidad y la asistencia social".

 Y califico como realmente indignante saber que hoy en día se viven cosas como el pésimo servicio que se ofrece a los familiares que visitan a los reclusos, la falta de higiene y tacto humanitario que se tiene al momento de las revisiones para acceder, y por si fuera poco, la nula consideración a la economía, ya que se solicita vestimenta muy específica y si los visitantes no la tienen, se les obliga a que la renten en la entrada.

Por lo que invito a la conferencia de prensa a la ciudadana Jessica Chena quien expuso una serie de anomalías que se presentan en agravio no solo de los reclusos, sino de los familiares de los mismos.

Entre lo más sobresaliente denunciado por Jessica Chena figuro:

Falta de higiene por parte de los custodios y custodias al momento de pasar a los revisorios. Los custodios utilizan los mismos guantes de látex para revisar a todos los visitantes.

A los internos se les exige portar un uniforme que los familiares tienen obligación de proporcionarles: una casaca, un pantalón y una playera el costo aproximado es de 230 pesos.

Los familiares depositan semanalmente de 200 a 500 pesos para su manutención, mismos que son depositados a una tarjeta que les asignan dentro del penal para que no se maneje efectivo. El sistema es poco productivo ya que los familiares a veces pasaban hasta una hora para poder realizar los depósitos.

El horario de visita los días jueves y domingos es de 09:00 a 13:30 horas aproximadamente Existe un horario para abrir las puertas y una lista que genera el custodio en turno para dar acceso a los familiares, en ocasiones los custodios recibían pago para vender turnos y así los familiares no se tuvieran que formar. La gente se forma desde las 6 a.m. incluso desde un día antes se quedan a dormir afuera de las instalaciones para entrar lo más rápido posible ya que los procesos tanto de depósitos, como de entrada, la revisión de la comida e incluso los revisorios es ineficiente y lenta.

El penal cuenta con una tiendita en donde les vendes víveres a muy alto costo por poner un ejemplo un omelette les cuesta 60 pesos y junto a ella hay un área en donde los internos pueden calentar su comida y les cobran 3 pesos que pagan con la tarjeta que les asignan y en donde se les hacen los depósitos.

No tienen acceso a libros aun cuando el reglamento estipula el tipo de libros que pueden entrar al CERESO nunca se los entregan.

La comida es exageradamente racionada, entre otros.

“Este tipo de centros tienen todo excepto programas que reinserten a los internos a la sociedad es claro que por ser delincuentes pierden sus derechos más no sus garantías”. Es de carácter urgente asistir sobre todo a las familias que quedan desprotegidas, concluyó su denuncia la ciudadana invitada por Movimiento Ciudadano.

0 comentarios

Comentarios

Ultimas Publicaciones

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad