twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

Queremos Solución; Pero Ahora Mesa de Diálogo Tendrá que ser en Cañada Honda: Normalistas

Las estudiantes de Cañada Honda rompieron el diálogo con el Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), y luego de que se sintieron amenazadas porque se les cortó la luz, agua y varios policías municipales y estatales "rondaron" por la escuela y el pueblo se reunió para protegerlas; decidieron que darían el siguiente paso: No asistir a la invitación que les hicieron para continuar hoy con la negociación y salir a manifestarse caminando desde Altaria hasta la Plaza de la Patria.

Conforme el convoy se iba acercando a su destino comenzaron a circular por WhatsApp  mensajes y fotografías (donde se veía que escribían consignas en postes de puentes y paredes) diciendo que venían muy agresivas, acompañadas de hombres encapuchados, con armas blancas y tubos. El pánico corrió como pólvora y algunos comercios de la 5 de Mayo cerraron.

En Moctezuma estaban cinco mujeres con medio rosto tapado con paños y bufandas y cuatro muchachos cerca de ellas con la cara totalmente descubierta, para señalar que la calle ya estaba "tapada".

Quien esto escribe se acercó a ellos y en un tono amable comenzamos a platicar. Dijeron, ellos, que venían de otras normales a ayudar a sus compañeras en su lucha, que les trajeron víveres y se rieron desenfadados cuando se les cuestionó lo publicado en la red social de que estaban bandalizando y estaban "armados".

"No, nosotros no vamos a hacer nada de eso. Esto es una manifestación pacífica. Somos estudiantes, no delincuentes". Una de las muchachas se acercó y quitándose el paño que la cubría dijo: "me tapo la mitad del rosto porque soy de aquí, y como nos toman fotos, tengo miedo a represalias".

Nos entregaron un papel en donde se muestra parte de las cosas que están solicitando y también las normales rurales que se unen a Cañada Honda.

Seguimos el camino hacia el centro de la Plaza de Armas. En las bancas, la gente estaba sentada sin preocuparse de los estudiantes, las puertas de Catedral cerradas, algo que no fue inusual porque a esa hora siempre lo hacen por aquello de evitar que los amantes de lo ajeno entren a robarse las alcancías, no por las normalistas.

Momentos después llegaron decenas de estudiantes, cuando mucho mil, hombres y mujeres con mantas que colocaron en el suelo. Se pusieron, ordenadamente en grupos y comenzaron a gritar consignas "revolucionarias".

Empezó el mitin político y nos prometieron que después darían conferencia de prensa. Los quemantes rayos del sol caían inclementes y atrás de uno de los grupos de jóvenes había un garrafón con agua y unos cuantos vasos desechables, de donde bebían el caliente líquido para no deshidratarse, no para mitigar la sed.


"Sí Queremos Solución"


Casi una hora después de iniciar el acto, dos de las normalistas atendieron a los reporteros y dijeron que sí quieren solución y que si rompieron el diálogo con el IEA fue porque no aceptaron bajo ningún argumento del grupo de sus compañeras que acudieron a representarlas que la Normal siga siendo "para señoritas, porque quieren experimentar con ella, así lo dijo Raúl Silva Perezchica, y hacerla mixta. Eso no puede ser, porque no existen las condiciones para que entren hombres ahí, si quieren "experimentar" que lo hagan con la Normal del Estado, que está aquí en la ciudad, donde las estudiantes no están internas, como nosotras y tampoco tienen tanta necesidad económica, nosotros estamos en Cañada Honda porque nuestras familias no tienen recursos, somos humildes y no tenemos para pagar otra escuela", dijeron.

Aseguraron que desde el viernes pasado se les cortó el suministro de alimento, y que sobreviven gracias a los víveres que les trajeron sus compañeros de otras Normales Rurales y "al apoyo de la comunidad, porque la gente nos lleva comida, no sólo la de Cañada, también de otros lugares cercanos".

Al cuestionarles si tienen hambre, una dijo que no, mientras que otra señaló que aunque no se han quedado sin comer, sí han llegado a tener hambre porque les cortaron el suministro de alimento y ellas saben que es una manera de presión, además de que por ser de escasos recursos no tienen con qué comprar su propia comida y su familia tampoco manera de ayudarles. 

"Además nos dicen que el dinero para pagar a quienes nos llevan la comida sale del Estado, cuando es un recurso federal, ¿entonces por qué lo manejan a nivel local?" 

Reconocieron que ayer se sintieron atemorizadas cuando les cortaron la luz y el agua, "y la intimidación no sólo es física con la presencia de policías municipales y estatales rondando por la escuela, también es psicológica, porque no sabemos si en algún momento nos van a desalojar o a hacer algo".

La luz llegó horas después, el agua no supieron si ya estaba o no, pero mientras tanto reciben apoyo de la gente del pueblo, que esperan que no les de la espalda porque "no estamos afectando a nadie. Sabemos que hay personas que se sienten molestas porque hacemos esta manifestación, pero no hay otra forma de exigir que nos den solución".

Al preguntarles el por qué no asistieron a la reunión de en la mañana, dijeron que ellas tocaron la puerta muchas veces, y que con quien deseaban dialogar era con el gobernador Martín Orozco Sandoval, "pero cuando vinimos nos dijeron que estaba de gira por Alemania. Desde abril esperábamos la publicación de la convocatoria para quienes deseaban ingresar y no se hizo.

"Fue hasta el 30 de mayo cuando Silva Perezchica nos dijo que estuviéramos pendiente del correo, lo hicimos y cuando llegó la convocatoria ya estaba publicada y nos recortaron 20 lugares. Ahora dicen que se puede reconsiderar esos 20, pero los quieren para estudiantes hombres y no lo vamos a aceptar.

"Ahora son ellos los que nos deben de buscar a nosotros y la mesa de diálogo ahora será en la escuela, en Cañada Honda".

Se les cuestionó si aceptarían que los reporteros estuviéramos como espectadores en esa mesa de negociación y dijeron que no, "porque Raúl (Silva Pérezchica) eso dice en su discurso, pero a nuestras compañeras les dice que definitivamente no".

No supieron decir hasta cuándo van a seguir manifestándose, todo depende de lo que se tarden "ellos (las autoridades) en hablarnos, porque nosotros estuvimos viniendo muchas veces, ahora les toca buscarnos a ellos".

También dijeron que la marcha del 2 de junio fue para conmemorar lo que sufrieron sus ex compañeras en 2010, "una represión, y lo trataron como si fuera parte del conflicto y nada que ver".

Negaron tajantemente que se practiquen "novatadas" a las estudiantes de Aguascalientes y reconocieron que sí son más las foráneas que las locales las que conforman el grupo estudiantil, pero es porque deben emigrar de sus lugares de origen en busca de mejores horizontes para prepararse y salir del círculo de pobreza en que están sus familias, porque todas son hijas de campesinos o de obreros.

Los estudiantes hombres que están ahorita con ellas, dijeron, son de otras normales y de ninguna manera es para ejercer actos vandálicos.

"Al contrario, en la marcha del 2 de junio la policía atacó a algunos de los que vinieron a apoyarnos golpeándolos, les rompieron costillas y aun cuando (los policías) no deben violentar a mujeres, lo hicieron, se burlaron de nosotros e hicieron daños serios a los camiones que los transportaban".

Aseguraron que el grupo docente de la Normal las apoya: "Ahorita no vino ninguno de ellos, pero están afuera de la escuela, ellos nos organizan".

El acto siguió con eventos culturales y luego abordaron los autobuses para regresar a Cañada Honda en espera de solución o de volver a salir a marchar para exigir, lo que ellas dicen, "son nuestros derechos". 

0 comentarios

Comentarios

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad