twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

En México la Riqueza Está mal Distribuida: Franco Coppola

"México es un país rico, tienen muchas cosas muy buenas, sólo que esa riqueza está mal distribuida, porque la poseen unos cuantos, mientras hay millones de pobres", señaló el nuncio apostólico Franco Coppola, durante su visita a Aguascalientes.

Esto en respuesta a las críticas que ha recibido el Papa Francisco, sobre todo por algunos políticos que por malos entendidos y porque la Iglesia Católica no se prestó a sus intereses, han arreciado críticas contra el máximo jerarca católico por los 150 mil dólares que donó a México para ayudar a los damnificados de los terremotos.

El Nuncio Apostólico señaló que ese dinero es de un fondo con el que cuenta el Papa que se llama el "óbolo de San Pedro" que son las donaciones de las diócesis y cristianos católicos del mundo entero al Papa.

Este dinero es utilizado, en este caso por el Papa Francisco para ayudar a las necesidades de las diócesis de todo el mundo, "y claro que hay necesidades mucho más apremiantes en otros países. Yo he estado en Africa y ahí de verdad que hay muchas cosas que hacer, personas que ayudar. No hay escuelas, hospitales o las necesidades más básicas para las personas, por lo tanto es obvio que a esos países se destine más dinero".

Monseñor Franco Coppola tiene un año en México y vivió el terremoto en la Ciudad de México, pero también está al tanto de cómo está el país y sabe que se cuentan con otros apoyos, tanto gubernamentales, iniciativa privada y sociedad civil para restauar los daños que el sismo provocó.

Para el representante del Papa en México, se debe entender que hay otros lugares en el mundo en donde hay situaciones de pobreza que no se comparan con la realidad de este país; y Francisco no sólo envía dinero del óbolo de San Pedro, también, cuando se necesita pide ayuda a Cáritas a nivel nacional, dependiendo del país, o hasta internacional cuando es necesario.

Tampoco hay que olvidar que todo el dinero que tiene la Iglesia Católica proviene de sus fieles en todo el mundo y como ellos no necesitan posar para la foto, ni publicitar la ayuda que dan porque llevan a la práctica lo de "que no sepa tu mano derecha lo que hace tu mano izquierda", es que no se hace publicidad sobre las obras que llevan a cabo en todo el mundo.

La visita de Franco Coppola a Aguascalientes fue la dar un reconocimiento al sacerdote Gustavo Elizalde Mora, quien ha impartido clases en el seminario por muchos años, ya que tiene más de 60 años de ordenado.

Nació el 14 de febrero de 1926 y se ordenó como sacerdote en 1949, y por sus aulas han pasado muchas generaciones de seminaristas, muchos de ellos hoy convertidos en presbíteros.

Imparte las clases más difíciles de la formación sacerdotal: Crítica, Ontología y Metafísica, "quien pasa esas materias, prácticamente está del otro lado", señaló con humor el obispo José María de la Torre Martín.

Mientras que el vocero de la Diócesis, Carlos Alberto Alvarado Quezada, añadió que sacar un 8 de calificación en esas materias "era como un milagro".

Por eso se considera al padre Gustavo Elizalde Mora, como "la coladera" en el seminario, porque quienes no pasan esas materias no pueden continuar.

Es por eso que se invitó al Nuncio Apostólico, y se puso el nombre de Gustavo Elizalde Mora al aula magna.

Además de que el Nuncio tuvo un encuentro con los seminaristas y algunos sacerdotes.

Los estudiantes del seminario lo recibieron con música: Le cantaron el emblemático tema de "Amigo", de Roberto Carlos y que se hizo muy famoso al ser dedicado a San Juan Pablo II en su primera visita a nuestro país.

El Nuncio agradeció el gesto y saludó a cada uno de los seminaristas, quienes luego le cantaron "Pelea de Gallos".

0 comentarios

Comentarios

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad