twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

Hay Intereses "Oscuros" Para Constuir 14 mil Viviendas en el Bosque de Cobos: AC

Trece Asociaciones Civiles denunciaron que hay intereses "no muy claros" para que el Bosque de Cobos, uno de las pocas reservas ecológicas de Aguascalientes y en donde se han encontrado vestigios paleontológicos como vasijas, sea convertido en un fraccionamiento de 14 mil viviendas cuando hay sobreoferta en la entidad.

El Bosque de Cobos tiene cinco mil hectáreas de extensión "y lo que pretenden hacer es un ecocidio, para que las personas trabajadoras de Aguascalientes tengan un patrimonio".

No solamente "borrarían" vestigios de los primeros pobladores de la entidad, sino también terminarían con un bosque y arroyo que nos brinda agua limpia, misma que viene desde San Luis Potosí, y aquí se aprovecha. Si hacen su proyecto de vivienda, significa que habrá más escasez de agua y se verán las consecuencias irreversibles del cambio climático dejando una mala calidad de vida "a cambio del bienestar económico de unos cuantos".

Lo que más "ruido" les hace a estas Asociaciones Civiles y defensores de la ecología, es que si en la entidad hay 56 mil viviendas deshabitadas, por qué siguen dando permisos para que se sigan construyendo, sobre todo porque por la lejanía en donde se encontraría dicho fraccionamiento "nos saldría más caro a todos por las conexiones que hay que hacer para llevar agua potable, luz, drenaje, pavimentación, servicio de limpia, seguridad y transporte".

Además de que las casas de interés social, cuando se encuentran lejos del centro de la ciudad o de la misma mancha urbana, pierden plusvalía y si lo que se pretende es que las familias trabajadoras de Aguascalientes tengan un patrimonio, pueden hacer que esas 56 mil viviendas que están solas puedan se habitadas o en su defecto "brindarles oportunidades para que adquieran una casa en el centro, donde también hay bastantes deshabitadas".

Es por eso que exigieron a las autoridades, tanto federales como estatales y municipales, "que hagan bien su trabajo" y no se expidan permisos sólo porque hay algunos intereses "oscuros" que a la larga van a traer serias consecuencias ambientales para las futuras generaciones.

La devastación de Bosque de los Cobos implicará un daño irreversible en términos biológicos, hidrológicos, geológicos y de patrimonio cultural.

Lamentaron que el INAH esté por expedir el permiso para que la constructora GIG, de Guadalajara, que es quien tiene planes de fraccionar, lo haga.

Desde febrero llevaron un escrito al INAH donde explican exactamente los puntos en dónde están los vestigios donde hay fósiles y vasijas de pobladores que estuvieron en ese lugar desde el periodo del Pleistoceno, mejor conocido como la "era del hielo".

Todo esto avalado por la UNAM, UAM, Universidad de Michigan y Universidad de Midwestern, Texas. Además de que el INAH mandó retroexcavadoras para corroborar que no había nada ahí y obvio, causaron un gran daño.

Según ellos no encontraron nada, pero "curiosamente" sus gps estaban mal calibrados.

"Si no hay quien detenga a estos ecocidas especiales como el lince rojo, el coyote, el tejón americano, la zorra gris, el venado cola blanca, la ardilla de tierra y la tortuga casquito, entre otras, que han habitado ahí por cien mil años, desaparecerán.

Esto debido a que tendrán que desplazarse y no encontrarán las condiciones biológicas para sobrevivir en otros ecosistemas cercanos.

De igual manera, la vegetación predominante es el matorral espinoso, característico de la última frontera del semidesierto y otras plantas y árboles presentan valiosos procesos de adaptación a las variantes climáticas desde épocas ancestrales y cada vez se requiere más de ellos para evitar que termine la cuenca que conduce agua de gran calidad al originarse el temporal de lluvias.

Aguascalientes presenta uno de los cinco acuíferos más sobre explotados de México y el Bosque de los Cobos presenta condiciones geológicas destacables, mismas que permiten la infiltración y descarga de agua al acuífero obteniendo con ello un servicio irremplazable y esencial para la sustentabilidad de la ciudad.

Por lo tanto exigieron que se pronuncien al respecto SEMARNAT, y las Secretarías de Medio Ambiente tanto Estatal como Municipal.

Otro patrimonio en riesgo de desaparición son los vestigios de los primeros pobladores asentados en la zona, estos materiales refieren utensilios de uso doméstico o ritual, tales como fragmentos de vasijas e instrumentos tallados en roca, además de algunas estructuras de cimentación.

Se deduce que pudieron desarrollarse en el sitio entre los años 600 y 900 de nuestra era.

"Por eso les avisamos a las autoridades correspondientes que no nos vamos a quedar con los brazos cruzados, animamos a la sociedad para que se sume a esta causa y la de su descendencia, para asegurar los recursos vitales que necesitarán las futuras generaciones de nuestro Estado", dijeron.

Por lo pronto están tramitando un amparo para que se impida que se otorguen los permisos, mismos que todavía no se han expedido, a los jaliscienses que vienen a deforestar y a quitarnos lo poco que nos queda de bosque.

0 comentarios

Comentarios

Ultimas Publicaciones

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad