twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

Esos Celos que Hacen Daño y Enloquecen; Mata a su Mujer a Navajazos, y Luego se Suicida

Una pareja, muy dispareja por las edades, él de 54 y ella de 24, terminó muy mal porque luego de una escena de celos el hombre decidió asesinar a su mujer a navajazos y cuando vio que ya no tenía signos vitales decidió ahorcarse y así estar juntos hasta la muerte.

Los hechos ocurrieron a las 21:00 horas de ayer cuando vecinos del Infonavit Volcanes escucharon la discusión y los gritos de la mujer, por lo que decidieron llamar a la policía para que investigaran qué era lo que estaba pasando en la casa ubicada en la calle Cedro, número 55-A de dicha unidad habitacional.

Antes de que llegaran los policías, hicieron su arribo los familiares de la mujer, quien en vida llevó el nombre de Guadalupe Moreno, entraron a la vivienda sólo para encontrarse con ella tirada en el piso, boca abajo en medio de un gran charco de sangre.

Y es que con una navaja, su compañero la había herido en el cuello y abdomen, provocándole lesiones tan severas que se desangró en poco tiempo.

Aunque intentaron auxiliarla, Guadalupe ya había perdido el conocimiento, sin embargo la familia esperaba que arribaran los paramédicos para salvarle al vida.

Muy cerca de Guadalupe, se encontraba Juan Carlos García Aranda, de 54 años de edad, su esposo; quien estaba con una soga al cuello, misma que amarró de una armella que estaba colocada en la pared de la habitación y de ahí dejó caer su cuerpo.

Al revisarlo, él ya estaba sin signos vitales, hacía momentos que había dejado de existir.

Cuando llegaron los paramédicos al lugar sólo confirmaron que las dos personas ya habían perdido la vida y se dio aviso a la Policía Municipal para que resguardaran el lugar.

Más tarde llegaron los ministeriales para realizar las labores de investigación al interior de la casa y entrevistar a algunos vecinos que escucharon desde la calle los gritos de la discusión y luego los alaridos de ayuda de parte de Guadalupe.

Los que escucharon, dijeron a los investigadores que la pareja discutía frecuentemente, por lo que ya casi era "normal" para ellos escuchar gritos y sombrerazos dentro de esa casa; sólo que en esta ocasión las cosas subieron de tono cuando Juan Carlos reclamaba a su mujer muy enojado que anduviera con otros hombres y que los celos lo estaban matando.

Los reclamos subieron de tono, aunque Guadalupe se defendía, después escucharon los gritos de ella cuando la estaba apuñalando, y aunque tocaron nadie abrió, por lo que acudieron a avisar a sus familiares y pidieran ayuda al 911.

El silencio posterior hizo sospechar que algo malo había pasado, por lo que la familia decidió entrar para encontrarse con la escena de la tragedia.

Los cuerpos de la pareja fueron llevados al SEMEFO para practicar la necropsia y esclarecer las causas exactas de la muerte, para más tarde ser entregados a sus familiares para que les den cristiana sepultura.

0 comentarios

Comentarios

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad