twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

Buen Fin Fomenta el Consumo: Santiago Hernández Pizarro

“El Buen se ha convertido en una tradición en donde todos los sectores comerciales participan de forma activa y poco a poco, la percepción de los consumidores ha ido cambiando gracias a las ofertas y beneficios que obtienen en esos días, algo que además ha impulsado el consumo interno en todos los sentidos” destacó el jefe de academia de Finanzas de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana, Santiago Hernández Pizarro quien dijo que “El Buen Fin” se consolida como el plan para estimular el consumo, reactivar el mercado interno e inyectar recursos de manera inmediata a la economía formal.

El Buen Fin tiene la particularidad de fomentar el consumo, lo que genera una reactivación en la economía de los estados.

Sin embargo, puede ser perjudicial si el consumidor no tiene una clara idea de lo que realmente necesita comprar, en el sentido de que si va a comprar por comprar simplemente porque los precios están baratos o por la forma de pago accesible, tendrá que enfrentar en un futuro cercano el pago de lo que compró, independientemente de las diversas promociones que ofrezca el vendedor o los bancos a través de tarjetas de crédito, pero si el consumidor el racional y compra lo que necesita realmente y todo el año ha estado posponiendo esas compras por encontrar mejores condiciones de compra en este fin de semana, está perfectamente justificado, si a su vez evaluó las mejores condiciones de compra de acuerdo a sus necesidades y posibilidades.

Sobre el incentivo del uso de la tarjeta de crédito en esta temporada, dijo que el gran beneficio son los meses sin intereses que evitan una pérdida de liquidez por hacer el pago en una sola exhibición, pero pasa lo mismo que con las compras, debe cada uno saber comprar y conocer su límite y posibilidad de pago con la liquidez futura. La tarjeta de crédito es un buen medio, un buen instrumento de financiamiento, pero con cautela y límites. Alertó a los usuarios de tarjeta de crédito que si por alguna razón no pagan la mensualidad de una tarjeta, deberán pagar interés sobre el mes vencido, no sobre el total de la deuda, sabiendo que los porcentajes de interés son muy variables entre las distintas tarjetas de crédito y bancos.

En su mensaje final destacó que el consumidor debe actuar con cautela, responsabilidad y efectuar un estudio de mercado, considera que el Buen Fin es un sano ejercicio para que el consumidor que realmente tiene necesidades de consumo y de compra de adquisición de bienes y servicios, aproveche un descuento importante, por lo que insiste en verificar precios y hacer “una lista de lo que realmente necesitan” para evitar deudas innecesarias.


Algunas Recomendaciones:


El Buen Fin conviene si:
Se tiene algo que comprar y se encuentra más barato en el Buen fin que en otras temporadas del año.
Se compararon precios para ir al lugar más barato. Por muy Buen fin que sea, muchas veces es más caro comprar electrodomésticos en una tienda departamental o grandes almacenes que en ciertos supermercados, tiendas de electrónica o de línea blanca más populares o por internet.
Se utilizan los meses sin intereses a plazos razonables.
Todo lo que se compre con tarjeta se liquida en la fecha de pago, en lugar de eternizarse con el pago mínimo y anular el descuento obtenido con el costo de los intereses.
Ya se tiene una lista de necesidades y se encuentra a menores precios.

Huir Para Otro Lado si:


Se es un comprador compulsivo y da por arrasar con todo lo que tenga etiquetas de " menos de un 10% de descuento", "2x1", "Rebaja sobre rebaja", etcétera.
Se va a ver qué se encuentra. Eso de hacer turismo comercial con tantas tentaciones no es lo más sano para una cartera.
Alguien pide que firme algo con su tarjeta en el Buen Fin. Aparte de que luego no pagan, si son gastos muy por arriba de los ingresos el fisco puede decir sospechar por el tema de discrepancia fiscal.
Ya se viene cargando con enormes deudas... No hay que seguir echando leña al fuego, además, todavía faltan los gastos de fin de año.
Si se es de los típicos que en las rebajas acaba gastando más que el precio de contado, porque en lugar de comprar algo al 50% Se lleva la misma en tres colores
Si las compras pueden esperar a enero. Aunque hay descuentos, en muchos casos los de "Adiós a las mercancías" de comienzo de año suelen ser más agresivos, así que si no urge y sólo se encontraron meses sin intereses o pequeños descuentos mejor esperarse al grande.


¿Qué Otras Cosas hay que Tener Presentes?

Que las ofertas sólo son ahorro cuando es para algo que ya se había planeado comprar, si no es "gasto con descuento".

Que el "compre ahora y pague hasta febrero" sólo va a postergar la agonía financiera con la cuesta de enero.
Que los meses sin intereses son una facilidad de pago, pero no un descuento.
Que no es obligatorio ir a El Buen Fin. Si ya se tiene algo planeado, está bien, pero si no, tampoco es como que pasen lista y a los faltistas los manden a la hoguera.
Que si se encuentra publicidad engañosa o una oferta que realmente no lo es —el típico “subo el precio unos días antes para bajarlo”— puede denunciarse a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Incluso tienen un micrositio para ver ofertas o saber dónde poner una queja.
El Buen fin es simplemente una temporada de rebajas. No ser pobres víctimas de las ofertas que no pueden usar su libre albedrío y su cerebro para no gastar si no quieren. En sí no es bueno ni malo, todo depende de cómo funciona. Siempre puede buscarse otra actividad este fin de semana.

0 comentarios

Comentarios

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad