twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

El Maltrato más Grave de la Violencia de Género es la Invisibilización del Problema

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, inauguró la capacitación Desnormalización de la Violencia, a través de la cual, dijo, se busca que los servidores públicos que trabajan en el organismo se sensibilicen con este tema y puedan brindar un mejor servicio a las víctimas de maltrato.

Comentó que para la institución a su cargo, es importante que los trabajadores sean empáticos con este tópico, a fin de que el servicio que prestan a las usuarias sea cálido y muy humano, porque quienes están en un círculo de violencia necesitan ser escuchas sin ser juzgadas.

En este sentido, dijo que para responder a las necesidades sociales en asuntos de violencia de género, es preciso que el capital humano del organismo esté preparado, para que pueda entender y atender de la mejor manera a quienes se acercan en busca de apoyo para ellas y su familia.

La plática estuvo a cargo de la psicóloga Nadcheli Bolaños Valadez, quien resaltó que el maltrato más grave en cuanto a la violencia de género es la invisibilización del problema, razón por la cual es necesario que la sociedad conozca qué es la violencia, pues sólo así se podrá combatir desde el hogar, que es donde se aprenden los patrones de conducta.

Mencionó que uno de los conflictos más recurrentes en la familia, sobre todo en aquellas en donde las mujeres tienen que salir a trabajar porque la situación económica así lo requiere, es que no existe una paternidad compartida, todavía la madre es la que tiene toda la responsabilidad de la formación y educación de los hijos, y el padre se limita a ser el proveedor económico.

Asimismo, dijo que hay situaciones en que se juzga injustamente a las mujeres que salen a trabajar y dejan a sus hijos en casa, su reputación es de madres irresponsables, pero la gente no se concientiza de que ellas también son víctimas de violencia del sistema e instituciones, porque si laboran en el turno nocturno, no existen guarderías que laboren las 24 horas.

Con respecto a los divorcios, comentó que según la teoría de la violencia, cuando una mujer se separa de su agresor lo intenta como mínimo cinco veces, y esto se puede constatar en que es recurrente que las mujeres violentadas regresan con la pareja, y no porque les gusten los golpes, sino porque en el estado de vulnerabilidad emocional en el que se encuentran, es complicado que tomen una decisión.

Asimismo, dijo que las mujeres no deben normalizar la violencia, y esto implica no ser agredidas sexual, física, patrimonial, psicológica y económicamente.

0 comentarios

Comentarios

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad