twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

No hay Alimentos Malos, el Problema es la Cantidad y Frecuencia con que se Consumen

La directora de Servicios Médicos del DIF Estatal, Teresa Guadalupe Medina Macías, señaló que para evitar problemas de sobrepeso y obesidad es recomendable que la población visite a un nutriólogo por lo menos una vez al año, debido a que conforme se envejece, se modifica el metabolismo y se requiere cambiar los hábitos alimenticios.

Destacó que la exagerada ingesta de calorías y la falta de actividad física es lo que dificulta que el cuerpo elimine lo que se consume, es por ello que la gente requiere de dietas acordes a sus necesidades y actividades diarias, para que no gane peso y sobre todo, esté bien nutrido.

Medina Macías informó que el organismo cuenta con el servicio de nutrición y la primera consulta es gratuita; detalló que el paciente tiene que realizarse un estudio conocido como Inbody, que es el que permite conocer la relación del índice de masa corporal con la estatura y el peso.

Informó que el área de Nutrición del DIF Estatal atiende en promedio a 420 personas mensuales, y en su gran mayoría son por problemas de sobrepeso y obesidad, y son pocos los casos de desnutrición.

Con relación a la edad de los pacientes, la directora de Servicios Médicos comentó que un considerable porcentaje de ellos tienen de 35 a 59 años de edad, pero también hay casos de bebés, preescolares y niños que cursan primaria que presentan obesidad.

Subrayó que uno de los problemas más recurrentes por los que la población puede tener sobrepeso u obesidad, es porque no invierte tiempo suficiente en la preparación de alimentos saludables, y es más fácil y práctico comprar comida procesada.

Comentó que el sobrepeso no es por falta de información, la mayoría de la gente identifica qué tipo de comida no es la adecuada y aún así la consume, ya sea por facilidad, falta de tiempo, o porque le gusta; se dan casos de personas que se alimentan de lo que venden en las tiendas de conveniencia, como son los panes, refrescos, dejando a un lado el consumo de verduras y frutas.

“No hay alimentos malos, el problema es la cantidad y la frecuencia con la que se consumen, lo cual origina el sobrepeso y obesidad”, expresó Medina Macías.

0 comentarios

Comentarios

Ultimas Publicaciones

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad