twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

Vecinos Detienen a Rosa, Mujer que Golpeaba y Asaltaba a Personas de la Tercera Edad por el Encino

Su nombre es Rosa María "N", de 37 años y quien desde hace meses operaba junto a un hombre del que se desconoce el nombre y su paradero, porque aunque le pidió ayuda a través del celular cuando fue detenida por vecinos del Barrio del Encino cuanto entró por segunda vez a una casa para robar.

Sin embargo el hombre la dejó a su suerte, así lo escucharon los vecinos que la detuvieron, a quien le pedía desesperada que la "rescatara" y él le respondió "estoy en la camioneta, pero ya voy... mejor no, ya va la chota".

Todo pasó antes de las 10 de la mañana cuando Rosa tocó en la casa que tiene el número 119 de la calle Alba, en donde hace unas semanas ya había entrado y golpeado salvajemente a una señora de la tercera edad que se encontraba sola en ese momento y a la que pretendía asesinar con un arma blanca, y a gritos mientras la golpeaba le exigía le dijera dónde estaba "el oro".

La mujer pudo encerrarse en una habitación a la que ya no pudo entrar su agresora, que en esa ocasión sí llegó con su cómplice quien le "echaba aguas" en la puerta.

Se llevaron varios objetos como bisutería y aparatos electrónicos, pero en ese momento los hijos de la mujer decidieron no poner denuncia por lo preocupados que estaban por la salud de la autora de sus días.

En el céntrico y tradicional barrio comenzó a correrse la voz entre sus habitantes que varias personas de la tercera edad habían sido víctimas de esta "pareja". A una mujer le fracturaron el brazo, a otra le arrebataron la bolsa y arrancaron los aretes en pleno jardín y así varios sucesos que llevó a los vecinos a estar alertas y a la mayoría encerrarse a piedra y lodo en sus domicilios.

Sin embargo, hoy Rosa decidió regresar a la casa de la calle Alba, segura de que la mujer tenía oro y estaba dispuesta a llevárselo.

Cabe señalar que la señora es jubilada, vive con una hija y un hijo. La primera la cuida (pero el día del ataque tuvo que salir al mandado) y el segundo trabaja para llevar más dinero al hogar.

Hoy Rosa María primero anduvo tocando en varios domicilios, tanto de la privada Granjenito (domicilios en los que sabe perfectamente que viven señoras de edad avanzada y que a esa hora de la mañana están solas porque sus familiares salen a trabajar), pero no le abrieron; sin embargo hubo testigos que la vieron, entre ellos una de las probables víctimas, quien se asomó por una ventana del segundo piso y al ver que era una desconocida no abrió.

Entonces la ratera decidió ir a lo seguro y se fue al 119 de la calle Alba, donde tocó y le abrió el hijo de su víctima. Lo aventó y empezó a insultarlo, exigiéndole que le diera el oro, al escuchar los gritos, salió la hermana y comenzaron a golpearse porque Rosa María le arrebató el celular.

Ante el escándalo que se escuchaba llegaron más vecinos, mujeres y hombres, y las féminas sometieron a la mujer, quien les gritaba como loca que la soltaran porque "estoy embarazada", cosa que no le impide robar y golpear personas de la tercera edad.

Los hombres impidieron que corriera y fue entonces cuando pudo llamar a su cómplice, pero para entonces se acercaban las patrullas de la Policía Municipal y el hombre jamás llegó a rescatarla.

Una vez que los policías municipales llegaron, detuvieron a Rosa Maríaalías la "Asalta Viejitos" de 37 años de edad. La afectada señaló que esta mujer llegó al domicilio indicando que era Ministerio Público y que iba a investigar un robo supuestamente denunciado, logrando con esta acción su hermano le abrieran la puerta del domicilio.

Una vez que tenía la puerta abierta lo empujó y empezó a gritarle, entonces salió la hermana a quien intentó quitarle su teléfono celular que tenía la víctima en una mesa,

Cabe señalar que fue en ese momento que arribaron los policías preventivos al lugar para detener a la "Asalta Viejitos", misma que ante la revisión, fue encontrada en posesión de una botella de cloro, que a decir de los afectados que la reconocieron ante su detención, el cloro lo había usado en otras ocasiones para lanzarlo a los ojos de sus víctimas, y de esta manera inutilizar fundamentalmente a los adultos mayores para luego robarlos.

La detenida fue trasladada ante el Agente del Ministerio Público del fuero común para responder a las acusaciones que le fueron formuladas por los afectados de esta mañana, quienes además la reconocieron como la responsable de un robo que sufrieron anteriormente, en el mes de noviembre del año 2017.

Rosa María “N” alías la "Asalta Viejitos", según la base de datos de la Dirección de Justicia del Complejo de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes, tiene 6 ingresos por faltas administrativas.

Cabe mencionar que al cierre del presente comunicado ya se encontraban en la Fiscalía General del Estado tres personas que fueron afectadas por esta mujer a la que le apodan con el sobrenombre de la "Asalta Viejitos" por su modus operandi.

0 comentarios

Comentarios

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad