twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

Sólo 25 por Ciento de Seminaristas Llegan a Ordenarse Como Sacerdotes: Alvarado Quezada

El sacerdocio es una vocación a la que cada vez hay menos jóvenes que deciden seguir a Dios y renunciar a la vida "humana" como es formar una familia con hijos para dedicarse a difundir el Evangelio, guiar a la comunidad, que es el pueblo de Dios y dar testimonio de lo que es abandonar todo para seguir a Jesús.

Esta es la realidad que se vive actualmente no sólo en la Diócesis de Aguascalientes, sino en todo el mundo, dijo el Vocero de la Diócesis, Carlos Alberto Alvarado Quezada.

Febrero es el mes del Seminario, y el domingo pasado los aspirantes a sacerdotes acudieron a las parroquias para pedir oración de la comunidad para poder cumplir su meta de ordenarse y, el próximo domingo, volverán a los templos para solicitar la ayuda económica de los fieles católicos ya que el 20 por ciento para su sustento depende de eso.

Alvarado Quezada dio a conocer que sólo el 25 por ciento de los jóvenes que ingresan al Seminario concluyen sus estudios y lograr ordenarse como sacerdotes y seguir su vocación, porque es un camino arduo, complicado para muchos y hay que renunciar a muchas cosas del mundo para seguir la carrera sacerdotal.

Lamentó que las vocaciones vayan en descenso, no sólo para sacerdotes, también para religiosas, ya que ahora las nuevas generaciones han decidido olvidarse de los valores, y sobre todo de Dios, para vivir una vida seglar en donde, lamentablemente, muchas veces no hay límites para nada y de ahí la descomposición social.

Sin embargo, mencionó que en Aguascalientes hay muchos laicos consagrados: "Tenemos médicos, abogados, maestros, de todas las carreras y oficios, personas que no necesariamente están recluidas en algún convento y que tampoco tienen vocación para la vida sacerdotal; pero que sí tienen vocación para consagrarse a Dios sirviéndolo desde su propia trinchera".

Eso resulta reconfortate, sobre todo cuando vienen generaciones que necesitan tener figuras que los guíen en el camino de la fe y que tengan una formación religiosa y así todavía hay esperanza de rescatar los valores de la familia, honestidad, humildad, servicio, respeto, entre otros.

"Y esas personas son felices; los que creen que las señoritas que no se casan están "amargadas" no es así; y hay quienes están jóvenes y lo están, pero lo son porque no han encontrado a Dios".

El Vocero dijo que el 60 por ciento de la manutención del Seminario se hace gracias a los bienechores, personas que se comprometen a aportar la cantidad que ellos deciden mensualmente; el 20 por ciento de la colecta anual y el otro 20 por ciento de las colegiaturas que pagan los seminaristas.

También hay seminaristas que están becados por bienechores y una beca cuesta 12 mil pesos al año.

La carrera sacerdotal requiere de doce años: Tres de seminario menos, cuatro de filosofía, cuatro de teología y uno de diáconos, que es el equivalente al "servicio social" en cualquier carrera universitaria, después reciben la ordenación.

Sin embargo, todo este estudio apenas les otorga el equivalente a técnicos universitarios, por lo que el Obispado los envía a Europa, Ciudad de México o a la Universidad Pontificia a que estudien alguna licenciatura que les sirva para dar un mejor servicio a la gente y estén lo mejor preparados posible para evangelizar.

El Papa Francisco a puesto especial atención a que los sacerdotes ahora no sólo se queden en las parroquias esperando a los fieles, sino que salgan como los 12 apóstoles a difundir la palabra de Dios y a "pescar" a aquellas ovejas que anden perdidas o descarriadas.

Es lo que el mundo necesita hoy, y en el caso de Aguascalientes hay muchas cosas en donde se requiere la ayuda del clero, no sólo en ayudar a los más vulnerables que están en la pobreza, enfermos físicamente; sino en rescatar a los jóvenes de las garras del vicio, el crimen y el suicidio, que es algo que azota a todos lo sectores de la sociedad.

Para finalizar, Alvarado Quezada dijo que estamos en Cuaresma, que es tiempo para renovarse espiritualmente y tiempo de conversión y que el 24 de marzo a las 17:00 horas se realizará la Caminata por la Vida, que organiza la Comisión Diocesana de Pastoral Familiar y que será de Cosío a la Plaza de la Patria y que tiene como finalidad que las familias den testimonio de la alegría que les da el Evangelio en su vida al seguir a Cristo, que es fuente de paz, bendición y amor.       

0 comentarios

Comentarios

Ultimas Publicaciones

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad