twitter facebook rss
Pin It

Widgets

,

Atender y Enfrentar Problemas, Ejercicio más Grande de la Política: Zoé Robledo

El camino para acabar con la desigualdad en el acceso a los servicios no es fácil, pero el esfuerzo emprendido en conjunto con el gobierno federal es la ruta correcta para rescatar la vida pública del país, afirmó el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, en Altamirano, Chiapas.

Durante el Diálogo con la comunidad del hospital rural de Altamirano. Atención médica universal y medicamentos gratuitos, Zoé Robledo aseguró que el ejercicio más grande de la política es “estar ahí donde están los problemas, atenderlos, enfrentarlos, conocer la realidad para poder transformarla y eso es lo que ha hecho durante 40 años el licenciado Andrés Manuel López Obrador”.

Agregó que este esfuerzo requiere el apoyo de todos, de ir transformando la forma en que se entendía la prestación de servicios primarios de salud, entendiendo los nuevos momentos que vive el país.

El director general del IMSS destacó que en este ejercicio acompañan al presidente “el primer orden al bat” del gobierno federal en materia de salud: el doctor Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud; la subsecretaria Asa Cristina Laurell; el subsecretario Hugo López-Gatell Ramírez, así como funcionarios del IMSS e Issste.

“Y todos los que generalmente antes estaban desde las oficinas de la Ciudad de México viendo la enfermedad en el papel, hoy están acá. El programa tiene mucho que ver con la forma como se ha construido el movimiento, desde abajo, desde el territorio, desde los lugares más apartados, ahí donde están los problemas de verdad y donde seguramente están gran parte de las soluciones”, expresó.

Zoé Robledo añadió que el programa IMSS-Bienestar tiene muchas características que se habían menospreciado y que se van a recuperar, como el trabajo por convicción y no por conveniencia; el reconocimiento a las aportaciones y el conocimiento ancestral e indígena.

“No es fácil lo que estamos enfrentando, no es fácil pensar que debemos acabar con esa desigualdad no solamente en el ingreso, desigualdad también en los servicios, pero este es el camino correcto, el que debemos seguir para rescatar la vida pública de nuestro país”, reiteró.

Cabe señalar que ante la comunidad de Altamirano, el presidente López Obrado refrendó el compromiso de no desaparecer IMSS-Bienestar, pues este programa forma parte de la estrategia del Gobierno de México para fortalecer el sector salud y garantizar a toda la población el acceso a atención médica y medicamentos gratuitos.

En su intervención, Sandra García Hernández, voluntaria de salud, detalló que tiene a su cargo la atención de 13 familias, incluyendo la suya, a quienes orienta en temas de salud como: alimentación, salud sexual, planificación familiar, embarazo de alto riesgo, prevención de dengue y zika, enfermedades infecciosas, entre otras.
Agradeció al director general del IMSS por la visita para observar las condiciones en que trabaja el hospital de Altamirano, pues es un Hospital Rural de gran importancia para su comunidad. “Esperamos seguir contando con su apoyo”, comentó.

Por su parte, Ana María Ortiz Velázquez, directora de la Unidad Médica Rural Yaxhá zona Comitán, subrayó que el personal, en conjunto con los voluntarios, trabajan diariamente en el fortalecimiento de la atención médica.

“Este hospital merece todo mi respeto porque nuestros compañeros en las 24 horas que trabajan, nos apoyan de forma continua para valorar a los pacientes que nosotros mismos en algunas ocasiones trasladamos hasta este hospital”, expresó.

Sandra Merarí García Hernández, voluntaria de salud en el hospital rural, dijo que durante cinco años ha brindado orientación integral a 13 familias en todos los grupos de edad en detección de desnutrición, prevención de enfermedades crónicas degenerativas, dengue, zika, atención en alimentación saludable, salud sexual y reproductiva, planificación familiar y embarazo.

El director general del Hospital Rural de Altamirano, Wilby Arturo Ortiz Hernández, informó que atienden a más de 150 mil usuarios de dos áreas: Altamirano y Comitán.

Destacó que se atienden personas de etnias tzeltal, tojolabal, tzotzil y lacandones, con auxiliares médicas de enfermería que les hablan en su lengua materna, para crear una relación médico-paciente de confianza.

0 comentarios

Comentarios

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad