Ineficiencias del Pentágono en la Adquisición de Armamentos

Comparte

Los costos de 80 sistemas de armamentos del Pentágono aumentaron más de medio billón de dólares respecto a sus cálculos iniciales y demoraron dos años más de lo previsto, informó hoy el diario The Washington Post. El proceso de adquisiciones está plagado de un alto nivel de inestabilidad en la permanencia de personal especializado en sus cargos, lo que obstaculiza que los responsables rindan cuentas de esas irregularidades, agrega la publicación, que cita un informe de la Oficina General de Supervisión del Gobierno (GAO).

De acuerdo con el artículo, el reporte de la GAO hace referencia al programa del caza de ataque conjunto F-35, el más costoso en toda la historia del Pentágono, que ha tenido seis administradores generales desde 2001 y provocó un desembolso promedio anual sin precedentes de unos 12 mil 600 millones de dólares.

El gasto por avión ascendió, de un estimado de 81 millones de dólares en 2001, a 161 millones actualmente.

Por varias décadas el Congreso y el Departamento de Defensa trataron sin éxito de crear un proceso eficiente para la adquisición de tanques y aeronaves, «pero ahora se revelan los mismos tipos de problemas que fueron denunciados hace más de 20 años», señala el Post.

Durante una audiencia legislativa este miércoles, senadores de ambos partidos analizaron las causas del alza incontenible de los costos de producción de importantes sistemas de armamentos, que provocaron la pérdida de miles de millones de dólares solo por la cancelación de algunos contratos.

El senador republicano John McCain detalló una lista de programas fallidos, como ejemplos de costos sobregirados y la incapacidad de mantener esta situación bajo control.

McCain citó como evidencia de este problema el intento infructuoso de reemplazar la flota de helicópteros que presta servicios al presidente Barack Obama, a pesar de las dificultades técnicas que presentan algunos de esos aparatos. (PL)